Cuento tradicional:Juan el Oso

 

¡Hola, rapaces! Soy el hada Karska y vivo en un bosque de árboles frondosos que esconden un sin fin de valles fértiles en historias, cruzados por ríos de imaginación desbordante y donde viven seres diversos y de aspectos inimaginables.

LECTURA PLACENTERA

 Os propongo la lectura de un cuento maravilloso – de encantamiento o  ” de hadas” – titulado:” Juan el Oso” Este relato está sacado del libro titulado: “Cuentos al amor de la lumbre I”, de A. R. Almodóvar . Espero que disfrutéis con su lectura.

LECTURA DE PROFUNDIZACIÓN (Opcional). Para los que quieren gozar aprendiendo.

1.- La lectura de cuentos tarde o temprano nos lleva a la escritura de este subgénero narrativo tan intenso . Para ayudarnos, en la lectura de estas historias, a descubrir los secretos del cuento maravilloso Wladimir Propp logró clasificar las funciones que aparecen en dichos relatos y, asimismo,  debemos tener en cuenta cuando nos decidimos escribir un cuento maravilloso. Para comprender mejor todo lo anterior os muestro las funciones en Juan el Oso.

2.- Dibuja a Juan el oso tal como tu lo ves y lo sientes; después, escribe una nueva aventura de Juan el oso con otros personajes , teniendo en cuenta las funciones de Propp.

3.- Dramatizar la lectura del cuento:”Juan el Oso”. En primer lugar, los alumnos leen el cuento individualmente. En segundo lugar, se comenta el cuento entre todos y se aclaran los aspectos en los que se tengan dudas. En tercer lugar, se reparten los papeles entre los alumnos que deberan pensar sobre las características y acciones que va a desarrollar su personaje durante unos minutos y llevará algo puesto  que lo caracterice . Finalmente, mientras un alumno o  varios leen el cuento, otros irán dramatizándolo.

About these ads

10 respuestas a Cuento tradicional:Juan el Oso

  1. es muy bueno porque los niños peques se imaginan que es verdad cuando es mentira y es solo para descifrar:
    que el que es bueno recibira una reconpensa y el que sea malo sera castigado.

  2. ALADINO dice:

    De niño escuchaba relatar a mi abuelita el cuento de juan el oso y cuando adulto queria recordar todo el relato habia muchas lagunas,busque por años algo escrito referente al cuento,tuve una pista que Morote inbvestigador peruano habia hecho una recopilacion y un analisis del cuento y ayer encontre en una revista el cuento de juan el oso en varias versiones y para colmo de mi satisfaccion personal hoy la encuentro en esta pagina redactado maravillosamente,gracias infinitamente gracias

    • manuel dice:

      como stas aladin bueno asi como tu yo tambien lo escuche de mi abuelo bueno el era mitad oso por su padre q era oso. y por su mama mitad humano q fue secuestada por el oso

    • PATY dice:

      Es buena esta tecnología, pues a mi también me contaba mi abuelo este cuento y al igual que tu no lo recuerdo del todo, hoy que lo leí me dejo una gran alegría pues no solo recordé el cuento sino que reviví aquellos días en los que mis hermanos y yo nos sentábamos al rededor de mi abuelo a escuchar historias y cuento.Saludos

  3. henry vallejo dice:

    El cuento del juanoso, hace unos 5 años que lo recoji en grabadora, de un anciano que aun vive, es muy bueno y chistoso. tiene una duracion de 45 minutis aprox.

    no le he publicado todavìa, este cuento universal toma caracteristicas locales, y personales de narrador y de su cultura, incorporando palabras de origen quechua-pasto-y vocabulario regional-

    ESTA VERSION DEL JUANOSO, TIENE COMO PERSONAJES A DEMAS DE JUANOSO, A ATRANCARIOS Y EL PELAMONTES, ESTOS TAMBIEN POSEEN UNA FUERZA EXTRAORDINARIA Y SE DESAFIAN A PELIAR CON UN MUÑECO, QUE ES EL PAPA DE LAS PRINCESAS QUE VIVEN BAJO LA TIERRA.

    COMENTARIOS:
    henry_evc@yahoo.es

    IPILAES NARIÑO-COLOMBIA.

  4. E ver Llacua dice:

    JUAN EL OSO
    Una fabula “o” un ser caído del cielo

    Cristo vuelve. Si. Es la frase que utilizan algunas sectas en sus cultos diarios.
    … -Cristo vuelve – dijo con mucha fuerza de vehemencia, a los asistentes el pastor de esa congregación, entonces fue cuando me detuve al escucharlo. Alce me mirada hacia encima de la puerta, ahí se podía observar al leer que decía: “casa de los elegidos de Dios”. Debajo de ello con letra más pequeño, que casi no se nota se te alejas demasiado, decía: nadie tiene derecho a privarnos del paraíso que nos pertenece, ahora Dios, mi ha elegido a mí, a su humilde pastor para guiarlos al paraíso.
    No lo tomé interés y continué mi camino hasta subir a un combi esperando de esta manera llegar a mi destino, pero en el asiento de lado mío observo al señor de edad que leía su Biblia al darse cuenta de que le miraba, me hablo en un tono agradable – El tiempo se ha acercado para Cristo – luego hizo pausa para continuar hablando,- el mal será arrastrado hasta el fondo de la tierra – no la tome importancia. Como siempre paro distraído, en verdad estaba ocupado en mis ideas tontas, pues no la había entendido. Y al principio no era de mi enteres. Pero otra vez me tope con este tipo de palabra, solo que esta vez escrito en una hoja, que lleva por título “Jesús viene otra vez” anunciado por los evangélicos, lo lee detenidamente, y mi pude dar cuenta de la congregación que público, como una carta que lleva su firma al final, esta lleva unas palabras, que dice así: publicado por la iglesia cristiana “ casa de los elegidos de Dios”, en mi mente, vino el recuerdo del señor de edad a lo que me decía y no era otra cosa a que se refería que Cristo pronto vuelve,
    Me puse a pensar en toda las personas que hablan del cristianismo. Pero digo yo, como es que hablan del cristianismo como se fuera algo único o una entidad única y específica, quizás no es necesario que me escuches, en fin, cada uno tenemos de cierta manera nuestra razón, pero hablare o diré, del cristianismo lo que pienso y no es nada de eso.
    Como sabemos y todo el mundo lo sabe.
    Existen numerosas congregaciones “marginales” o evangélicas; Pentecostés,.. Movimiento Misionero Mundial, y los Mormones, etc. Como también hay varias formas de cristianismo: el catolicismo romano, islamismo, y está el budismo y otro protestantismo y también hay innumerables sectas. Aunque es ocioso decirlo esta el tabú.
    Entonces a los cristianos, que es ese algo que les unía. Acaso era aquel libro llamado santas escrituras o bien conocido como la “Biblia”.
    Es tentativa cada congregación, Uno puede estar alabando junto con ellos, pero al ver otras sectas y su manera de interpretar muy a su estilo y todo el concepto de la biblia lo han entendido a manera que ellos quieren. Y solo consiguen información de lo que quieren saber. De una manera única nos han convencido, algunos por instinto llegamos a parar y pensar en el cristianismo. Tal es el caso que te pones a pensar, ¡que! Si, ¿quién tiene la religión verdadero? o cual es el camino correcto, hacia Cristo. Allí es cuando te pone al lado del tonto, y es humillante, porque creíste tener la razón. O quizás solo digas yo, soy una persona buena he siempre me ha bendecido Dios, y no es necesario asistir a alguna congregación para ser un buen cristiano. Pero menos ser ateo.
    A todo esto diría yo, que el cristianismo se ajusta a las necesidades del cierto grupo de personas.

    De sombrero muy grande que no deja ver bien la cara y una casaca muy grande de color negro, el pantalón del mismo color. Así vestía, aquel hombre extraño que llego a la puerta de una casa que estaba ubicado por debajo del camino, era de propiedad de Sabas. Sabas, no era ajeno a los vestimentas de la comunidad era igual que cualquier otro comunero. A su novia Hermelinda, recientemente se había juntado para dar su amor y quizás eran la pareja más envidiable de la comunidad.
    El hombre extraño estaba ya parado a tres pasos de la puerta, para cuando salió, Sabas, sorprendido al verlo frente a su puerta pregunto;- a quien busca mi amigo,
    -Voy para pampas, si tuvieras un vaso de agua, te lo agradecería mucho,- dijo sin moverse ni un milímetro y en tono bajo y pausado.
    El dueño de la casa, con buena fe lo invita a pasar, y antes de contestarlo, solo hizo ademanes.
    Hermelinda, sentado cerca de la bicharra saludó, al hombre extraño al verlo pasar a su cocina;
    -buenas tardes –
    Solo dijo así, porque no la distinguía se era señor de edad, o joven esto sucedió por su sombrero grande que cubría casi todo el rostro, por alguna razón no presto atención y en su cara y su atuendo de aquel hombre, continuo lo que hacía.
    De cuatro por seis metro era su cocina, que dentro había inmuebles, mesa con tres sillas casi viejas a una de las sillas ocupo el hombre extraño, Sabas, estaba a punto de sentarse cuando alguien tiro una piedra a su puerta y se escucho una voz desde afuera que decía,
    – sal cabrón, gallina de mierda,- en un tono brusco,
    – Quien carajos es,- dijo Sabas enfadado y se apresuro en salir pero no había cruzado la puerta cuando Hermelinda grita. Sabas, voltea y observa en detalle lo que está sucediendo y se queda paralizada y pálido de horror, ve al hombre extraño que a Hermelinda, lo sostenía de la cara, y la otra mano introducido dentro de la barriga, de esta manera había abierta como se quisiera deshacer de los intestinos y la sangre embarrado por todo el cuerpo desnudo. Aquel hombre o monstro que tenía cara carcomido que se le caían lo poco carne que le quedaban en la cara, y una dentaduras muy grandes que no se compara ni con el perro. Giro la cabeza hacia Sabas, abriendo su boca muy grande de lo normal dando un grito fuerte y sacudiendo la cabeza. Sabas, sin opciones a nada viéndole la cara de un verdadero monstro salió corriendo de miedo.
    Al día siguiente a esas horas de 9:53 am de la mañana uno de sus paisanos llamado Jacinto, se había encaminado luego de haber tenido, un breve charla con su amigo Demetrio, y se topo con Sabas, que pobre hombre estaba arrocado en un rincón del camino, entonces lo sacudió para despertarlo y el hombre al abrir los ojos se espanto, que a un no salía del trance, asustado se arrastro hacia atrás temblando de miedo, pero al darse cuenta de que todo paso y el, fue un cobarde que hoyo sin hacer algo, las lagrimas se le resbalaron por las mejillas.
    Empuño con fuerza, y a sus puños traslado al suelo golpeándolo y a su cabeza ubico al centro de sus brazos y pronuncio llorando; – Hermelinda, Hermelinda,-
    En ese momento se aparecieron un grupo de siete personas acercándose hacia ellos
    ,- señor lo lamentamos mucho lo que le pasó, no sabes como mi hubiera gustado estar allí en ese instante, nosotros estamos detrás del paso de este tipo. Pero no podemos llega a tiempo – dijo uno de los hombres que llevaba por nombre Cenobio,
    ,-¿A tiempo a qué? o no saben ustedes que este tipo es condenado – agrego entre lagrimas Sabas,
    -A mí, no me interesa quién diablos sea ese maldito, se llevo a mi hija – contesto Cenobio, con un tono amenazador,
    – ese “condenado” tiene poder sobre natural ustedes no podrán con él, mi amigo,- dijo interfiriendo Jacinto,
    – tu amigo no te metas,- Cenobio, lo dijo a Jacinto subiéndolo un poco su tono de voz.
    Se noto que el viento soplaba más fuerte y el pajarito mal güero paso,
    – pillack pillack pillack,-
    ,-Mal… dito “condenado” ha vuelto por mí,- dijo aterrado Sabas.
    El pánico se apodero de todos ellos.

    Antes de terminar de contar esta historia de condenado, retrocedamos unos años y veamos a quien lo llaman o quién es este personaje o que trata de ocultar con qué fin, tal vez fue creado por un interés desconocido por alguien. O solo salió del mente de un narrador de cuento, no creo porque algunos campesinos podrían júrate que han tenido encuentros con este tipo de personajes (condenados) y se te están contando es porque fueron valientes con suerte y gracias a Dios. Verdad que es una tontería hablar de condenado, jarjacha, fantasmas y almas. pero ¡almas! Acaso no creemos en un Dios y en un Dios del mal. Entonces sería posible condenados y jarjacha o quizás es simplemente un disfraz para el beneficio de alguien. Porque si tú te vas a los lugares rurales, y tan solo ponte hablar con uno de los campesinos acerca de los condenados, y te sorprenderás con esta historia, que no son más que mitos que a la larga una realidad.
    Una Casita ubicada, en una cordillera de un anexo muy pequeño a distancia de km. De tayacaja, también se ubica pampas que es conocida como capital Hidroenergética del Perú una de los lugares más hermosas, en sus laderas, hay chagras sembrado de papas, habas, cebada y hasta frutas hay en fin, también tienen costumbres folklóricas como: Santiago, fiesta de reyes, y, sacra caballo, carnaval y muchas más.
    Y de aquel anexo, no era mucho la distancia que lo separaba de un lugar donde crecían frutas. Los inmensos cerros rodeaban aquel lugar generando el clima perfecto para cultivo de caña, plátano, mango, palta, papaya y otra cosa importante el maíz amarillo, que era el alimento favorito del Oso,
    En aquella casita Vivian Vianney y su esposo Misael. Su joven esposo Misael, era un aficionado al canto y le gustaba tocar guitarra, de oficio tenía como comerciante en la feria de pampas los domingos, cada fin de semana salía con sus caballos llevando mercadería a la feria.
    Aunque era demasiado la distancia que separaba para llegar a pampas esto no lo impedía, el era una persona decidido ante todo.
    Miércoles. Tres de la tarde hora de salir. Por la misma distancia que lo separaba tenía que salir ese día solo de esta forma era posible llegar madrugada de domingo. Como de costumbre Misael, se sentó en un tronco que le servía de asiento sosteniéndolo su guitarra para tocar, al fondo se veía a sus dos caballos con carga lista para salir y se aparece Vianney, diciéndole:
    – porque amor haces eso, no crees que me pones melancólica así,- él, entonaba su canción al compas de su guitarra.
    , – Será porque te amo amor, te amo tanto, y te amare amor. Esto lo hago para que me recuerdes así de alegre,- dijo Misael.
    Cambiando de tono dijo vianney;- no viajes hoy, Misael, he tenido un mal sueño que se refería a ti,- Misael, sonrío y contesto;-
    – tu seguro Tienes miedo de que cuando llegue a la feria me tome unos traguitos con mis amigos.
    – No sé si es eso pero tengo miedo; lo que sé es, que tuve un mal sueño, soñé que volvías de la feria a tu alrededor volaban palomas para luego convertirse en humano y esas personas te mataban como se fueras un carnero, y yo no podía ayudarte por más que quería no pude moverme ni un centímetro, tu pedías ayuda, – se noto poco de lagrimas en sus ojos de Vianney, al terminar de hablar.
    Misael, se rió de nuevo,
    – Amor, eso es un buen presagio ya verás como vendo mi producto y de paso, te traigo tu regalito de la feria – Y dicho esto se despido de su novia y partió,
    Habiendo caminado a cierta distancia noto que su guitarra no se encontraba en su lomo de su caballo,-mi guitarra -pronuncio Misael, rápidamente volteo sus ojos hacia el otro caballo, no la hallo, se quedo parado, que pasaría por su mente no lo sé, pero viendo este escena cualquiera diría que no le importa más que otra cosa que su guitarra ya que dejo a sus caballos a su suerte.
    Entre tanto Vianney, recogió su guitarra y se puso en marcha por el camino que tomo Misael, hace introduciéndose a un espeso bosque,
    De este bosque las personas decían que rondaba un Oso, o Yanash, y en un tiempo atrás hablaba mucho de esto, unos decía que de milagro se salvaron cuando eran raptados,- el oso come gente para eso se las lleva,-decían otros, hasta algunos llegaron a manifestar que se pelearon con el Oso, dejándolo mal, herido. Como dije eso había quedado atrás di un tiempo hasta acá todo quedo en olvido.
    Se escucho unos pasos. Se alarmo Vianney de lo que caminaba cómodamente, intento ver a todos lados tratando hallar al culpable pero no hubo nadie, entonces prosiguió su camino.
    De regular tamaño era la piedra que llego hacia ella rodando, esto lo poso pálida asustada, echo a correr,
    El Oso, salto quedando frente a ella parándole en seco a Vianney,
    Wayyyaa, ahhhhy.- grito Vianney,
    Rápidamente el oso, abrió sus brazos, cogió y se lo llevo en su hombro cargándolo, de esta forma salió del camino.
    No pasó mucho tiempo de lo ocurrido y llego Misael al sitio, y primero que vio fue su guitarra partido en dos, comprendió lo que paso, cayo de rodilla sosteniendo su guitarra grito muy fuerte que los cerros cercanos se dieron el lujo de remirarlo;- Viaaa…nneeeeeeeeeeeey. Fue así de fuerte, que el oso que estaba a punto de ingresar a su cueva se detuvo a escuchar. Ignorándolo entro y cerró con una tremenda roca.

    Para ser exacto solo pasaron 2 meses con 15 días desde aquel mal incidente y era su entierro de Misael, Se uno no sabría contar pero sería necesario saber la cantidad de personas seguro al tanteo diría que había un promedio de 2 centenares de personas, algunos de las personas como Raúl compadre de Beto comentaban sobre Misael; – Misael fue un buen hombre no se merecía morir de esa forma
    Si compadre – pausa -pobre Misael intento huir pero igual murió, quien será ese desgraciado que le hizo todo esto,- dijo Beto que se encontraba cerca.
    A la que este le contesto; – no lo sé –

    Raptaron a vianney, y a solo 75 días enterraron a Misael, el destino se había ensanchado con los familiares de ellos, trataron de olvidar el mal momento que les toco vivir, en fin, por más que el camino, termine aquí, hay que seguir adelante porque la vida continua. Bueno cualquiera fuese el concepto que tuviera de la vida. Seguro ha hecho que seguirán con sus vidas como todo el mundo lo hacen.
    Nueve año, pasaron en un abrir de cerrar de ojos, “Yanahs” el Oso se le acerco a Vianney, a despertarlo. ella estaba echada no respondía, al fondo se podía ver a un niño sentado en el suelo cruzado de los pies, y su edad, tenía un años menos, que paso, o sea “ocho”, el Oso, al darse cuenta que le observaba el niño, volteo hacia Juan,( este era su nombre que le había puesto su madre al niño,) agacho su cabeza para disimular, yanash el Oso sacudía tratando de animarlo y Vianney, pronuncia haciendo mucha fuerza unas palabras;-no quiero morir,- se apresuro hacia un balde que había cerca y al lado un paño lo cual introdujo a si mojado puso sobre su cabeza de Vianney,
    -consígueme un toro blanco y hazlo caldo con eso me pondré bien,-dijo con voz agonizante Vianney,
    No protestó, de inmediato si puso en marcho saliendo del cueva como era de costumbre siempre se aseguraba de la puerta con la roca tremenda.
    Ni bien se cerró la puerta, y como si el tiempo corriera en contra de ellos Vianney se levanto lo más rápido posible, en realidad no estaba enferma solo era una actuación de ella para así poder escapar de aquel infierno. Con este plan estaba de acuerdo su hijo y sabía perfectamente que tenía que hacer
    Juan abrió la tremenda roca que serbia de puerta de la cueva dejando a si libre.
    Juan, un niño de apenas ocho años, las personas que lo conocerían lo llamarían “Juan el oso”, no era de extrañar que lo llamaran así, ya que tenia vello o pelo corto y suave en algunas partes del cuerpo tampoco es necesario describir que tenía en una parte del rostro, es sabido que heredamos mediante genes los rasgos de nuestros padres, ¿pero es posible tal cosa?, su padre un Oso, por no decir un animal, un ser viviente que siente y se mueve por su propio impulso, su madre una persona, como es posible este hecho, no será necesario que lo detalle, esto lo sabremos a lo largo de la narración, usted mismo se dará cuenta de quien estoy hablando,
    Al otro lado el oso, ponía en movimiento cada una de sus pies en busca del toro como se tuviera toda la paciencia del mundo sabiendo que Vianney está a punto de morirse
    Un animal vertebrado, ovíparo, de pico corneo, cuerpo cubierto de plumas, bípedo con dos alas, se puso en una rama de árbol que había cerca del lugar cantándole en un tono melancólico;- pichiuchiuchiuchuchuchuchuuuuu, pichiuchiuchiuchuchuchuchuuuuu. Pichiuchiuchiuchuchuchuchuuuuu. Al inicio lo ignoro el Oso, y siguió avanzando, pero seguía cantándole sin alejarse de él;
    Entonces el oso reacciono cogiendo con su cinco dedos al pájaro y le dijo teniéndole en su frente – cuál es tu problema –
    Lo llevo hacia un árbol de regular grosor. Con su mano derecha que tenia libre metió un manotazo y salió un trozo del árbol dejándolo débil a punto de caerse. Este árbol hubiese caído se no fuera por su rápida actuación del oso, que había puesto piedras para sostenerle, de esta forma no dejarle completar su rotura y luego al pájaro puso dentro quedando a si atrapado como se fuera una jaula,
    -Comienza a rezar a ver si de esa te salvas, no creo el viento sopla muy fuerte, -le dijo el Oso, malvado, dejando a su suerte al pajarito.
    -Espera,.. Te diré sobre tu señora, pero deja que me vaya,-suplico el pobre pajarito,
    ,-Que pasa con ella,- pregunto, deteniéndose
    ,-Sácame por favor y te lo diré,- seguía suplicando el pájaro
    El oso luego de pensarlo se fue a grandes pasos, no se dio tiempo de sacar al ave de aquel lugar.
    Vianney, luego de haber descansado con su hijo en un puente se disponían a continuar su camino a casa su hogar que había abandonado hace ya ocho años atrás, estaba ansiosa de ver a sus paisanos y especialmente a Misael, su novio que ella no tenía conocimiento lo que pasaba allá en su pueblito tenía tantas ganas de comer su sopa de morón que le prepara su novio, y escuchar sus canciones tontos, que le dedicaba a ella, la cara lo tenía reluciente, y estaba a punto de gritar, de alegría cuando de pronto se apareció el Oso. A vianney se le borraron en un instante la dicha, se le helaron las venas, no dijo ni intento hablar si limito a todo, resignado se agacho.
    Camino Juan hacia su padre, lo acaricio como nunca lo hacía.
    ,-Porque se van?- pregunto su padre sorprendido por su forma de actuar de su hijo
    ,-gracias padre por todo, pero aquí termina tu compromiso,- expresándole se apego mas para abrazarlo con fuerza,
    Realmente estaba sorprendido su padre, que formulo otra pregunta;- ¿a qué te refieres?,-
    No contesto a su pregunta pero hablo;
    ,-Padre quiero bailar carnaval contigo,- con sus mano agarro cada uno de su mano del Oso para hacerle bailar, Juan soltó las manos para rápidamente tomar fuerza y botarlo al rio a su padre.
    En fracciones de segundo su padre, al darse cuenta lo que le está sucediendo grita:
    – nooo, hijooo –
    Su madre se avalancha tratando de coger al oso, pero es demasiado tarde, y se no fuese porque lo atrapo su hijo, ella, hubiese corrido el mismo destino que el Oso, lo poco de agua que corría se teñía de sangre. Fue una escena escalofriante ver como su propio hijo, lanzo al rio a sangre fría, a su padre. Acaso su padre fue con él, tan protervo que se merecía morir con esa brutalidad, no lo sé, pero, por más malo que fuera un animal racional en un griterío de él o mío está en su razón, a menos de que entienda de lo que ha hecho está completamente erróneo, pero ya sería demasiado tarde, aun así él, tal vez no es culpable, solo fue gracias a su desconocimiento, que ignoro tal error.
    Poniéndolo a un buen sitio dijo,- continuemos madre alguien se aproxima, no sé quién es,-
    Un hombre extraño se apareció, mientras ellos, avanzaban.
    ,-como sabias que el venia,- pregunto su madre observando al hombre.
    ,-No mami, a él no me refería, pero está cerca de nosotros se oculta, no sé que pretende,-dijo,
    -¿Cómo?- preguntando Vianney observo a todo los lados, no había otro que aquel extraño acercándose, y continuo hablando refiriéndose hacia aquel hombre que se acercaba, – aquel que viene debe de ser un viajero, no me parece conocido.-
    -Tú la conoces perfectamente,- a lo que contesto Juan el oso.
    -Que como,-replico su madre viendo al extraño,
    – es Misael, que ha muerto hace años atrás, fue elegido,- dijo Juan el oso,
    Como escalofrió se apodero de vianney, cuando tuvo a unos pasos al extraño, hasta ese momento no podía reconocerlo por más que lo intento,
    Amor mío, vianney, como has estado,- dijo el extraño
    Vianney, si puso bien pálida a tal punto de desmayarse, reconoció su voz era Misael,
    No tengas miedo soy yo,-. Recalco, y al mismo tiempo su cara tomo su forma como era antes de morirse.
    Era en su totalidad ilógico para su realidad lo que sucedía alrededor de ella. Se había quedado muda, paralizada. Casi no podía creer lo que veían sus ojos. Como era posible que aquel hombre cambiara de aspecto. En su poco conocimiento que tenía no podía caber este suceso.
    Su hijo de Vianney interfiere:
    -no tengas miedo, – dijo en tono amable sonriéndole,
    -mira madre es solo el- recalco Juan el oso.
    Al cabo de unos instantes sintió en su interior una tranquilidad, aun a ella le parecía extraño pero algo en si mismo le decía que confiase en él, y podo notar con seguridad que no había ningún peligro que temer,
    Como es de sabido por la mitología andina que las almas pueden aparecerse para hacer algún mal o simplemente para predecir algún acontecimiento. Otros andan en pena, por lo que hicieron algún mal en vida, y así irse al infierno a arder, al lago de fuego eterno, a pagar el precio de su pecado, o por contrario al cielo que es el paraíso donde esta nuestro señor Dios Jehová, ese era la recompensa por las obras buenas que uno obra en su vida, ella lo entendería de esa manera.
    Repentinamente las preguntas vinieron unas y otra a su cabeza, inhalo un poco de aire y proseguía a preguntar:
    ,-¿qué te ha pasado? Si eras un hombre joven, y sano,-
    ,-a los pocos meses de tu rapto me entere donde te tenía el oso, entonces decidido a todo, vine a liberarte pero en el camino – detallo: – faltando pocos pasos para llagar a Machay, (es un lugar donde hay rocas grandes y por medio pasa aquel camino) mi cuerpo presintió, no sé qué, entonces me tomé de valor y continúe mi camino atento ante todo, de repente de las rocas sale un hombre con un guadaña en la mano, se lanzo a atacarme llegando a herirme, fue demasiado tarde para defenderme estaba herido desangrando, corrí de regreso gritando- ¡auxilio! Phistaco me ataca ayúdenme por favor- grite tanto que el phistaco no me siguió, seguramente el también correo a esconderse, por temor a que lo atrape las personas que me oyeran gritar. Pero desgraciadamente desangre demasiado que de pronto cay al suelo,- con esas palabras culminó de contar Misael.
    ,-pero no entiendo porque no te reconocí al principio?- hablo Vianney en tono de pregunta,
    ,-Te explico – se detiene Misael, unos instantes y continua hablando,-en los evangelios está escrito, Jesús resucito y se apareció delante de María magdalena pues a ella también le paso lo mismo que a ti porque en ese instante maría lo confundió con un jardinero. En 1 de corintios dice: cómo han de ser levantado los muertos, si, con qué clase de cuerpo vienen, si siembra cuerpo físico, se levanta cuerpo espiritual, nuestro señor Dios no resucita al cuerpo que ha muerto, sino al mismo individuo o persona en cuerpo espiritual,
    -¿tú no tienes cuerpo trasparente como las almas?- interrumpió vianney,
    -es cierto, así como en tiempos de Abrahán los ángeles tomaron leche comieron carne, y Jesús que se materializo, ahora yo visto de un cuerpo carnal,- dijo Misael.
    ,-materializo? – Preguntó – me siento un poco aturdida. Espera, acaso no encontraron la tumba de Jesús bacía- dijo vianney.
    – nuestro señor Dios, quito su cuerpo como hizo con Moisés. Pasó todo eso para cumplir con que está escrito, – recalco Misael.
    – comprenderás que yo, de esta forma puedo hablar contigo y anticiparte, que entiendas muchas cosa que te diré. He sido tomado de entre la humanidad para integrar las 144,000 personas, que gobernarán con Jesús, en la nueva tierra que será después del día del juicio final. Como veras el privilegio no solo es asumido a mí, sino a ti también por eso estoy aquí.
    ,-¿Por qué a mí? ¿Qué tienes que decirme?,- pegunto Vianney
    Mientras tanto Juan el oso le miraba fijamente a los ojos, y prosiguió hablándole Misael,
    -El, es el gobernante que traerá seguridad y paz al mundo entero,-
    – No, eso es algo incomprensible acaso no lo vez, como pudría ser él, mira, no tendría posibilidades a nada,- interferido Vianney,
    ,- todo es posible con Dios, escúchame amor, él,- dijo apuntándolo al niño,- no es un ser normal y tú lo sabes.
    -De que hablas – dijo vianney.
    El es el falso profeta, que tanto se habla, detrás de este niño se esconde un Ángel que vino a cumplir el pacto que hizo con Lucifer. Prácticamente casi todo está hecho, y no pasara mucho tiempo para que desaparezca la verdadera religión y será remplazado.
    ,-Jajaja… – se rio Juan viéndole a la cara de Misael, y continuo hablando,- toda las estructuras de pacto cambiara y tu charla inútil, tus recomendaciones, son tonterías, tu Dios y tu también,… y fue cortado por otro individuo que se apareció de de repente diciendo en un tono alto amenazador;- mira, niño torpe, no trates de engañar, con tu idiotez.- Se dirigía a Juan. Pero cambio de parecer
    ,-No no puede ser,-dijo retrocediendo Misael, estaba confundido más que vianney,
    El individuo extraño recogió del cuello a Misael, con su mano izquierda peguntando;- que no puede ser,-
    Sin pacto no hay Armagedón, ni el juicio y se supone que esto no debió ocurrir que significa todo esto – logro decir en voz agonizante ya que el cuello lo tenía apretado. Juan no intento en ayudarlo a su ex novio de su madre, solo se quedo hay sin moverse ni un milímetro,
    ,-¿qué estás haciendo tú aquí? – pregunto Misael, con voz ronco haciendo esfuerzo,
    Misael fue lanzado al suelo. Camino hacia Juan. Actuó en forma pensativo, y dijo:
    – hazte, un servicio y hazme un favor, por amor que te tienes hazte el favor, haz lo que tienes que hacer,
    ,- Lo siento pero ya no se puede,- dijo Juan el oso,
    ,-Te daré un tiempo, si no, tú, no me dejaras otra alternativa, – dijo el individuo extraño y se desapareció,
    Realmente no tenía ni la menor idea de que hablaban Juan y el extraño así se sentía Misael, de cierta manera lo conocía, le había visto antes, pero no lo suficiente como para saber que pretendía. Se levantó del suelo y Vianney, le ayuda a ponerse de pie.
    ,-Quien es a que se refiere con todo esto,- pregunto vianney, alarmada.
    ,-No lo sé,- respondió Misael,
    ,-Pero tú la conocías,- recalco Vianney.
    ,-Si, pero ay otras cosa que no se, allá en el cielo existen criaturas poderosas, al igual que Jehová, de los ejércitos, hay otro señor, con su ejércitos, – se puso de rodillas y prosiguió hablando: ¿pero qué hace el aquí?- Se pregunto así mismo, – lo siento- se quedo callado viéndolo rostro de vianney – regresare,- dijo y se desapareció.

    Si quisiéramos saber en qué estación del año está sucediendo este hecho no será específicamente necesario que preguntemos a los pobladores de la zona, en que mes del año te encuentres o que fiesta se celebra a esta temporada, con solo de ver a las casa colorido, lleno de luces, adornados y villancicos, y en algunas casas regalos, y en otras mesas panetones exquisitos en espera de ser mordido para ser llevado al estomago, pero, antes de ir a tomar su rica chocolate a la media noche, como, a dieciséis horas toda los comuneros asiste en forma voluntario a la festividad que se realiza cada año, llamado “reyes”, en esta fiesta, el mayordomo organiza todo los por menores que se tiene que realizar, ya sea los músicos, y los danzante de tejera, y es necesario que haiga los diablos o abuelos ( personas con cierto tipo de disfraz muy particular), y que no falte la comidas para los visitante en forma gratuita. Todos los ojos de las personas que fueron a ver el espectáculo, estaban fijado en cada movimiento que realizaban, los danzantes de tejera. Los danzantes, intentaban demostraban que ellos eran mejores que su contrincante, en una competencia mano a mano en pruebas peligrosas, Teodoro, este personaje era uno de los mejores danzantes de la zona. Como era de usual le gustaba realizar pruebas de altura, para este acto se necesita, dos palos gruesos debidamente construido tipo escalera de diez metros de altura, en medio del estadio y al final de la escalera una silla, y enzima de ello Teodoro. Teodoro danza su baile de tejera. Estando a que arriba si necesita mucha concentración, ya que una caída de ello se esperaría una muerte seguro, a lo menos eso yo suponía. Perdió la concentración al reconocer a Vianney. Y, ver que si acercarse al sitio. No obstante, se vino hacia el piso, el susto se apodero de los lugareños, en eses momentos, con temor a lo peor, una muchedumbre se acercaron, a Teodoro pero él se levanto, sacudiéndose los polvos que se le habían prendido en la ropa, olvidándose que se había caído y camino hacia Vianney a saludarlo.
    Pero. ¿Qué misterio escondía Teodoro? ¿Por qué no se hiso daño ni lo más mínimo? Teodoro era hijo del hacendado y brujo Teodosio.
    -Teodosio, su padre, un enorme brujo de contextura delgado al igual que su hijo. Era amo y dueño de ese vasto dominio, en esta tierra, había nacido, y allí moriría a los cincuenta cinco años, si tejía muchas historias sobre su muerte. Había también otros brujos que no se comparaba con él, y su primogénito Teodoro, era su discípulo favorito, gracias a su padre. Terminó siendo el mejor brujo, pero no llego a superar a propio Teodosio mientras él vivía. Una de las muchas cosas que comentaba sobre su muerte. Un día Teodosio lo llamo a su lado: él se hallaba recluido en su pequeño cuarto. Muy seriamente le hablo sobre sus proyectos,- hijo quiero que abandones la carrera de los médium,
    – Pero padre tú me enseñaste, y querías que yo sea el mejor,
    – Estaba equivocado en muchas cosas,- dijo Teodosio.
    No, padre tu mi ibas a convertirme en el mejor brujo, tú mi dijiste que un día ibas a presentarme al mismo Lucifer,- dijo sobresaltado Teodoro.
    ,- Hijo te pondré mi fortuna tendrás toda la posibilidades de facilitarte una profesión digna y honrado,-
    ,. Maldición, padre como te atreves,- lo pensó, Teodoro,- no me hables de estudiar, háblame del dominio completo y de Lucifer,- diciendo se aproximo a su padre.
    ,-si me desobedeces Dios no tendrá misericordia de ti,.. Si acabo todo,-
    ,- si para ti, padre. Porque para mí aun no ha iniciado – dijo, y sonrió fríamente.
    Agacho su mirada hacia su mano, y empuño fuerte y con la mano derecha cogió del cuello a su padre, luego lo arrastro hacia la pared, hay lo termino a puñetazo en el estomago diciéndole, – como te rehúsas a presentarme a Lucifer, pero, el. Lo hará al saber que perdió a su mejor hombre. Entonces yo lo estaré esperándolo.
    A lo menos esta historia tenia la credibilidad lo que paso con el señor Teodosio. Después de su muerte el mismo Teodoro, dijo que un ladrón había acecinado a su padre, pero alguno de sus empleados comentaba que tal cosa no sucedió.

    No espero mucho tiempo para hacer lo que tanto anhelaba Teodoro. Si ubico en la cima de una montaña cuya falda circula un rio. Y se había asegurado con anticipación de que el sitio no haya sido bendecido ni hubiera signos religiosos,
    -mi alma se encuentra totalmente libre de espíritu divino y preparada al pacto – hablo Teodoro, y no demostró temor alguno y continuo. – emperador Lucifer, dueño y señor de todo los espíritus rebeldes te imploró que me seas propicio en la apelación que hago a tu gran ministro Lucifer Rofucale, pues codicio hacer pacto con lucífugo, yo te ruego a ti príncipe belzebuth. ¡Oh conde Astaroth!, yacedme propicio y haz que esta noche el gran lucífugo se me aparezca bajo una forma humana, sin ningún repugnante y que me conceda por medio de pacto que voy a presentarle. Todas las riquezas o dones que necesito – se detiene quedando en silencio un largo tiempo y finalmente pronuncia – ¡oh gran lucífugo! Yo te solicitud que abandones tu morada donde quieras que te halles para venir hablarme; de otra forma, te lo obligare por la fuerza grande y poderoso Alpha y Omega y de los ángeles de luz, Adonay, Eloim y Jehovam, a que me obedezcas. – culmino con estas palabras Teodoro. Espero.
    -¿Porque turbas mi repuso?… Respóndeme; yo soy lucífugo Rofucale a quien has invocado –
    Inmediatamente hablo Teodoro; – te convoco para hacer pacto contigo a fin de que me concedas todo aquello que deseo, sino te atormentare con las poderosas palabras de la gran clavícula de salomón –
    -estoy dispuesto hacer pacto contigo a condición de que te entregues a mi por espacio de vente años, para hacer con tu cuerpo lo que mi plazca – dijo Lucífugo Rofocale.
    Entonces le arrojo el pacto, que estaba escrito por su propia mano, con tinta de los pactos y sobre un pequeño trozo de pergamino virgen, dijo estas palabras:
    – bajo las cuales pondré vuestra firma trazada por nuestra sangre – dijo Teodoro y continuo – Yo prometo al gran lucífugo…
    Pero sucedió lo inesperado, Lucífugo Rofucale desapareció sin firmar el pacto. Casi no entendía que estaba pasando. Luego de estar unos dos a tres minutos parado sin pronuncia ni una sola palabra volvió a hablar a gran voz las palabras clavículas.
    -deja de atormentar a lucífugo ya déjalo en paz – salió una voz diferente de diferentes direcciones.
    Teodoro sintió en su rostro el frio viento que lo golpeaba, y pregunto – ¿quién eres?-
    -soy el grande y poderoso Lucifer, Luzbel y Satanás emperador excelso de los antros infernales.
    Teodoro inmediatamente se postro y dijo:
    -te reconozco señor y soberano – alzo su cabeza – señor, quiero que me des poder sabiduría conocimiento de la ciencia secreta dominio absoluto de las personas don de ser invisible de andar sobre el agua todo cuanto se contiene en el pacto que presento hecho según las reglas del arte – fue cortado por Lucifer.
    – ¡oh mortal temerario! Veo con satisfacción tus aspiraciones – interfirió con voz cavernoso Lucifer.
    -Juro seguir tu ley en adelante, renegare de Dios, a quien aborrezco del agua del bautismo que sin mi consentimiento he recibido y de todo aquello que no sea de tu agrado. Quiero pertenecer y formar compañía con los espíritus de tentación y daño, mas para eso es preciso que mi pacto sea aceptado y firmado –
    Con el mismo tono cavernoso volvió hablar Lucifer:
    -esclavo te admito porque eres uno de mis escogidos, una vez firmado el pacto con tu sangre poseerás el arte oculta de la magia y el don de la ciencia misteriosa y sobrenatural y podrás lograr por tu medio la verdadera sabiduría y poder absoluto de las personas. –
    -yo te prometo mi alma para el día que muera- desde ese momento y mediante Lucifer quedo a su disposición.
    Esta historia pertenece a su pasado de Teodoro.
    Los campesinos lo recibían sorprendido y con asombro a Vianney, mucha gente no salían de su asombro, de verlo denuedo a Vianney, y de igual de sorprendido estaban con la caída de Teodoro, que este hombre no sintió ningún dolor, incluso algunos se preguntaban se era cierto lo que sus ojos veían.
    Teodoro mostro una sonrisa amplia al estar alado de Vianney. – esto es maravilloso, que alegría nos das con tu presencia Vianney – hablo Teodoro y paso a abrasarlo.
    Al principio la muchedumbre tuvo un poco de recelo al ver a su hijo de Vianney. Pero se familiarizaron rápidamente y todos terminaron abrasándole.

    A trascurrido pocos meses. ¿Pero qué fue de Juan el oso? Sencillamente esta allí, sentado al borde de una canchita, viendo atento a los niños jugar, pero, uno de los niños llamado Dionisio, le grito en tono ofensivo, diciéndole que le pasara la pelota. Esto ocurrió a causa de la pelota que salió de la canchita, llegando parar en sus pies del Juan el oso, se diría que todo iba bien, demasiado bien, y hubiese continuado así, se no fuera por la pelota, o el destino está escrito de esa forma, si aquel muchacho si solo se hubiese detenido unos minutos para pensarlo antes de actuar. Quizás habría burlado al destino. En total eran ocho muchachos que habían iniciado su fulbito. Dionisio, el más grande tenía sus catorce años, también estaba su amigo Lalin, de edad trece, y el más menor tenía sus diez años y era bajo en estatura, llamado Dalian,
    – oso feo, pasa la pelota, – grito Dionisio, y al notar que no hiso caso a su llamado fue por ello, Dionisio, empojo con fuerza, pero Juan el oso, respondió con un leve movimiento y al ser molestado no respondió de la misma manera, pero tiro la pelota con su pie, Dionisio se paro frente a Juan el oso con amargora, y llamo a sus amigos,
    – muchachos enseñémosle a este oso cretino quien manda en este lugar, –
    Sus amigos vinieron al escuchar su llamado.
    – Veo claramente que este, me está desafiando y al hacerlo también ha ustedes,-
    – Dicen que ha heredado las fuerzas de su padre Oso, – dijo Dalian,
    – Que fuerza de Oso, nada, si algo ha heredada, es pelo, mira casi todo el cuerpo lo tiene, – dijo Dionisio, en un tono borlón, agarrando los vellos de la cara de Juan el oso, si burlo y trato de quitarle el vello del rostro,
    – No sé, pero como es hijo del oso,
    . – Ya cállate, – dijo Dionisio, y dio un puñetazo en la cara de Juan el oso, y en acto Lalin, también le propino un puñetazo, y los otros chicos también actuaron de la misma manera, a poco rato todos lo estaban golpeando,
    Al principio se dejo que lo golpearan, lo tenían en el suelo propinándole a patadas y mas patadas y más, hasta dejarlo embarrado el rostro por la sangre, no sé, cómo llamarlo a este exceso de brutalidad, Juan el oso, se paró a pesar de su mal estado, por ultimo Dionisio lo golpeo en el estomago a lo que respondió Juan el oso, con lo mismo. Pero por su magnitud de fuerza que empleo. Dionisio, voló como se fuera un muñeco de esponja hasta chocar a la pared que había a quince metros de ellos. Llegando morir al instante, luego cogió de la mano a Lalin, y lo arrojo. Dejándole caer a cincuenta metros de distancia, los muchachos restantes corrieron asustado.
    El calendario marcaba su día y Juan el oso, criaba problemas cada vez más, cierto día, un campesino contrato varios ayudantes para extraer papa, viendo que era ideal, contrato a Vianney, de cocinera, ella como toda madre llevo a su hijo,
    Una de las personas revisa su reloj, y da la señal de almuerzo, todos obedecen, y se encaminan hacia la cocinera. A pocos metros esta Juan, creando de tierra un sapo, y otro niño de su edad que no se le acercaba mucho, di un de repente, este chico tiro uno de los sapos destrozándole su creación de Juan el oso, no era un chico de gritar y mucho menos hablarle, siempre actuó en forma sereno, y violento.
    ,-Vete al rio,-ordeno pasando sus manos por encima, y el sapo hecho a tierra, cobro vida,
    Se puso de pie y dijo; – que te ha hecho él,- con lleno de furia, y molesto, lo maldijo;- muérete,- cayo ni bien termino de hablar, los campesinos que estaban a punto de iniciar su almuerzo fueron interrumpido por aquel acto, y se horrorizaron al ver muerto el pobre niño, trataron de llamar la atención pero en ese precisos instantes los volvió mudos y sordo con la excepción de su madre,
    ,-Hijo, por qué actúas de esa manera,- dijo Vianney

    Tan solo pasaron 16 días con 83 horas para que regresara a su casa. En este lapso de tiempo, Juan el oso había desaparecido solo su madre lo sabría, y algunas personas creyeron que no volvería mas a la comunidad.
    Eran 11:00 a¬m de la mañana cuando se apareció hijo de Vianney en la casa de su madre acompañado por una muchachita, que luego su madre dijo que era hija de su primo. Había comentarios sobre su salida de Juan el oso, alguien dijo que había matado al cura que se le llevo, este chisme corrió por la comunidad, por un tiempo.
    De chismes de boca en boca, murmuraciones trascurría los días y un nuevo rumoreo corría por todo la comunidad y en los pueblos vecinos, no daban otra salida de que el, debía de marcharse, se era posible con toda su madre.
    Había reflexionado Juan el oso, sitia que este hacia sufrir a su madre
    Juan el oso, se apareció por un camino que tenía precipicio al borde, para entonces, había tratado de mejorar su actitud hacia las personas. Esta vez sí animo a jugar con un niño, mientras recorrían su camino, de un descuido del propio niño, se resbalo, llegando morir,
    Se reunieron varias personas, ideado por Jacinto. Este personaje fue, uno de los candidatos a ser presidente, de esta comunidad, y como alguien tiene que perder, la suerte se ensanchó con él, y el, decía que el presidente actual gano con fraude, solo porque tiene plata. Bueno eso no va al caso.
    ,-El no tiene la culpa,- señalando;- fue yo, que me cae,-dijo al ser resucitado a la muchedumbre que se encuentra alrededor, suyo
    Este niño al principio se sintió bien, pero no paso ni unos minutos para quejarse, del mal que se encuentra, y caminos unos pasos y cayo, su padre corrió a recoger su hijo, pero yacía sin vida, lloro amargamente,
    Las personas no la creyeron, y decían;- no la queremos al niño en la comunidad,-
    Jacinto, también manifestó, casi lo mismo;- si,-llévatelo lejos,-le dijo acercándose en forma sereno al mismo tiempo agresivo,
    , – Señora es necesario que usted lo lleve lejos, una maldición como esta no queremos, vete con tu desgracia lejos, es muy malo de tu parte que nos hagas a nosotros, a tus paisanos, – esas fueron sus palabras de Jacinto,
    Vianney, admitió con el dolor de su corazón, lo que está ocurriendo se le notaba por el gesto, abrazo a su hijo y se hizo notar las lagrimas gruesas correr, por las mejilla, Juan observo con sus ojos la cara de su madre y se alejo un paso,
    ,- iré solo, Se que no querrás, que me vaya, pero es necesario, ya que debo de complacer alguien que está sobre nosotros,- tomo pausa y vio para todos lados como se buscara a alguien y se detuvo diciendo;¬-me voy con él,- ese hombre si ofreció a llevarse. Aquello era su primo de Vianney,
    ,-Vianney, confía en mí. Yo, que soy tu primo lo cuidare bien, estará bien no tienes por qué estar triste,- dijo sonriendo,
    ,-Además a quien va a causarle problemas allá en la selva,- agrego su primo,
    ,-Primito cuídalo y ya vendré a visitarlo,- dijo Vianney,
    ,- No madre yo vendré, para entonces las cosas abran cambiado,- le dijo Juan el oso,
    No es cuestión de años, solo tenían un día de alojados, en la selva Juan el oso, se había adaptado a su nuevo hogar, al principio los canticos de los pájaros, y las chillido que hacia los grillos, y otros insectos, y las picaduras del mosquito eran la que le molestaba aun mas, y al quedarse sin opciones a escoger.
    Juan el oso, camino hacia su tutor quejándose de los mosquitos, Abilio, así se llamaba su primo de Vianney. aquel primo de ella hacia un buen tiempo que vivía en la selva dedicándose al cultivo de café y cacao, en ese momento Abilio se encontraba situado en medio de su cafetal partiendo cacao que cosecho, por su volumen se calcula un promedio de 20 kilos, se acerco al lado – ¿porque esperaste hasta ese momento?, – pregunto Juan el oso,
    -tú sabes bien las razones y no es necesario que te responda, pero te diré que solo hacia lo que debía hacer,- contesto Abilio,
    – no lastimare a nadéis aquí,- dijo Juan el oso,
    -No me preocupa lo que tú puedas hacer daño, sino lo que podría hacerte daño aquel individuo extraño, – Abilio hablo mostrando cierto temor,
    -pero que sabrías acerca de él tu? – Dijo Juan el oso, en tono de pregunta,
    – antes que viajara a la sierra estuve mal de mi pierna tuve un accedente que me dejo fracturado mi pierna a consecuencia de ello estuve condenado a vivir en una vida de miseria, mi limito de muchas cosas, si no hubiese sido por aquel nativo que trabajo conmigo ese día habría quedado atrapado por aquel árbol, hoy no estaríamos aquí, – tomo un poco de aire y continuo hablando: – una noche mientras dormía en mis sueños se apareció un hombre y mi mostro a usted y a tu madre luego vi a jaro. Aquel hombre mi propuso a cambio de que te tendría me sanaría, pero no quiso explicarme otras cosas según el tu lo harías, en el momento indicado, al día siguiente mi levante muy temprano como lo hacía cuando estuve sano, mi había olvidado por completo que estaba mal, quizás no habría acordado del accidente que había tenido sino habría tropezado con mi propio bastón, unos minutos mi quede paralizado viendo mi bastón no lo entendía que sucedía conmigo, y fue cuando decide viajar y al verte comprende,- diciendo esto Abilio, abrió su bolsa que lo tenía cerca de lo cual extrajo, hojas de coca que luego puso en su boca,
    – sabes lo que ocurriera se logra matarme, -dijo Juan el oso,
    – Pienso se te preparas día a día podrás vencerlo,- dijo Abilio
    – Tú no sabes de lo que es capaz. Jaro pertenece al ejército de Valzu, y es más poderoso, y el mejor en conocimiento, en todo el sentido de la palabra, es capaz de utilizar todo los conocimientos que posee sobre las leyes de la naturaleza este le con vierte en Dios,- fue interrumpido por Abilio,
    – muchacho es hora que mi expliques quien es Valzu y de que ejercito, mi hablas,- dijo cambiando su tono Abilio,
    – este es un mundo físico, una dimensión donde existen plantas, animales, personas y muchas otras cosas más,- Juan el oso, señalaba con su mano mientras hablaba, continuo
    – pero hay otra dimensión paralela en ese mundo, hay seres con inteligencia que no poseen cuerpo físico, son seres con cuerpo de materia no objetivo, lo cual es gobernado por Valzu, padre de Jehová, de este mundo todo los hombres venimos pero mediante Jehová,
    – como es que no recuerdo nada de eso? si yo fue un ser inteligente de ese mundo porque tengo que aprender de las experiencias,- dijo Abilio,
    – sucede que cuando pasas a este mundo físico pierdes todo el conocimiento, en otras palabras vuelves al estado inicial,-
    – cuando muera volveré a pertenecer a ese mundo- dijo Abilio,
    – no. ya no será posible. Solo te diré que cuando mueras así como todos los hombres volverás a nacer aquí en esta dimensión,- dijo Juan el oso,
    – estás diciendo, por más que mueras miles de veces siempre volveré a nacer aquí en esta dimensión, -dijo Abilio, mostrando la cara de insatisfecho,
    – sobre jaro, tuvo el privilegio de nacer como es, pero a pesar de ser como es no sería capaz de hacer daño en ese mundo, o como ustedes lo llaman mundo espiritual-
    – Entonces que sucede con él,- dijo Abilio,
    – está resentido, yo fue uno de sus guerrero antes de venir a este mundo físico – pausa unos fracciones de segundo Juan el oso, y continuo hablando: – si en peor de los casos mi ocurre lo peor, tu contaras sobre Juan el oso, que no se te olvide que mi padre fue el Oso, o como mi llaman algunos “Oku mari” como sabes los años pasan, las personas también. Debes asegurarte que Juan el oso es simplemente una fabula – con esas palabras termino de decir Juan el oso.
    La señora Siberiana se había postrado en cama, se retorcía de dolor sus dolencias era insoportable, y su angustia crecía de ella cada día que pasaba y era peor la situación así como ella o peor sus familiares temían de perderlo, por su estado en cualquier momento les podría abandonar. Hace tres días atrás doña Siberiana llevo a pastar sus ganados ahí fue cuando ella ingreso a un lugar inaccesible por la gente. Esto paso a causa de una de sus vacas, fue a parar al sitio y ella casi sin darse cuenta estaba situada allí. Pero estando allí sintió un cierto tipo de temor y salió rápidamente. Ya era demasiado tarde para ella las cosas están hechas no se puede retroceder.
    Las personas de esta comunidad tenían conocimiento incluida doña Siberiana. Sabían perfectamente que lugares como esta y otros hacían daño, por tal motivo los lugareños entendían bien que sitios y donde no poner pie enzima. El culpable de todo esto eran los brujos, ellos hacían pagapos (pagar a los Dioses) a los cerros por algún mal o simplemente un favor para que su cosecha salgue bien. Este consistía muy aparte de un ritual llenarlo en una olla de barro pequeña como vino velas maíz y otras cosas más y luego enterrarlo a cierta profundidad, una vez aceptada la ofrenda este lugar se convertía en dañino.
    Ahora la señora Siberiana había cogido este mal llamado chacho, así lo llaman. y toda persona que coge está mal a veces es considerado por pérdida casi siempre llegan a morir solo muy pocas son salvados eso si consiguen un buen brujo que se deshaga el mal haciendo cierto tipo de ritual y pagapos.
    Su hijo Jacinto que se encontraba acompañado por su esposa y su padre Anselmo y su prima Martina de una edad aproximada 32 años, todos ellos a cada momento vivía preocupado por su salud de Siberiana. Jacinto enterado del caso, sabiendo donde había pescado el chacho su madre. Jacinto, se había propuesto conseguir el mejor brujo que podría existir. Los ojos rojos daban la evidencia de que había llorado hasta el cansancio por temor de perder a su madre. Mientras su madre no pasaba ni un minuto, sin dejar de quejar de dolor, imploraba pidiendo ayuda.
    Alguien toco la puerta, Jacinto se levanto al escuchar llamado de la puerta y se limpio su lágrima. Para su suerte de Jacinto y su familia ara Teodoro que desde un buen tiempo atrás practicaba la magia negra por estés dotes las personas lo consideraban como uno de los mejores chamanes o brujos, había tocado su puerta, enterado del caso fue a ofrecerse para tratar de salvarlo. Jacinto saludo a Teodoro y de inmediato hizo pasar, el visitante traía consigo una maleta, estando dentro luego de recibir saludo de todos pasó a sacar de su maleta un manta envuelto de cosas como: naipes y un poco de coca luego tendió su manta en el suelo, un puñado de coca puso en su boca, era para ganar el tiempo y paso a leer la carta que salió al revés el cinco de espadas que significa muerte. Y paso a decir:
    -solo les queda menos de 10 horas para salvarle a menos de que haga un anticipo te lo diré que tienes que comprar cuanto antes. Al escuchar esto los familiares se sintieron mejor.
    Teodoro pasó a recetar lo que tenía que obtener:
    – un vino blanco
    – un vino negro,
    – Medio docena de clavel,
    – dos velas negras
    – una vela amarilla
    – una blanca
    – coca,
    – una cajetilla de cigarro
    – seda negra
    – maíz jora (maíz elaborado para chicha )
    – hebras de lana negra
    – un sapo negro
    Y al término de recetarle sonrió Teodoro y se expreso:
    -No te preocupes muchacho, confía en mí se salvara. Te explicaré lo que haremos luego que hayas conseguido para que estés prevenido. Al medio nuche al sapo coseremos la boca con seda. Posteriormente, ataremos uno por uno los dedos del sapo con hebra de lana y formando una figura como de dos paracaídas y tomando la hebra principal de la lana colgaremos en la chimenea de modo que el sapo quede con la barriga hacia arriba, es lo que haremos – termino de decirle Teodoro.

    Había llegado la hora citada 00:00 am. Todo lo pedido por Teodoro se hizo al pie de la letra una hora antes y ahora Teodoro estaba listo para invocar a Lucifer.
    Unos segundos observo y dio vueltas al sapo y le dijo:
    -bicho inmundo por el poder del Satanás a quien vendí mi cuerpo y no mi espíritu. Su salud de siberiana la coloco dentro de la boca de este sapo.
    A la mañana siguiente destapo la olla de barro del cual saco el sapo y descosió la boca para darle de beber leche fresca de vaca y siguió dándole por el espacio de siete días y la señora estaba completamente sano en el día octavo.

    Con mucha agilidad subió al árbol de naranja, a cosechar su fruto, al saber que era cómodo ahí arriba se quedo a comer, pero vino en ese momento su tutor y le hablo:
    ,-Juan,.. Muchacho,- al oír su nombre Juan el oso, le pasa una mandarina, lo cual fue recibido por su tutor,
    A veces el tiempo pasa en un tic tac, pero será el tiempo que trascurre tan rápido o nosotros, es lo que sucedió con ellos, Juan el oso, estaba en su posesión como cuando subió hace 14 años, aquel árbol de naranja y también hizo lo mismo con el naranja, y al recibirlo dijo:
    ,- Ahí tienes dos burros, anda ve por leña,- pues su tutor tenía una edad más avanzada.
    En seguida bajo.

    Los 14 años que pasaron, al inicio las cosa iban bien, todo estaba bien hasta el comportamiento de Teodoro un hacendado humilde al igual que su padre, que se había muerto hace años atrás. Quién sabe, si su lado malo aun no lo había mostrado y algún día lo dejaría notar, quizás ese tiempo habría llegado, y era ahora. Las personas que lo conocían trataban de entender cual era lo que hizo cambiar, aunque era un brujo, como su padre eso no lo impedía que fuera un hombre bondadoso con los campesinos, siempre estaba dispuesto a ayudar. No solo fue el cambio de personalidad de aquel hombre habían otras cosas peores, todo los campesinos de esta comunidad, vivían con temor de ser cazados por condenado, que últimamente había hecho notar su presencia.

    Mientras Juan el oso se ponía en marcha con sus dos burros, Jacinto, se dirigía a su trabajo, pero en camino se topo con Demetrio. Y vio la cara pálida entonces pregunto,¬¬- ¿qué tienes Beto, acaso estas mal?
    , – Es mi señora está muy grave de salud,- contesto Beto,
    , – Llévalo al pueblo antes que sea demasiado tarde,-
    – lo haría pero no tengo dinero, voy donde Teodoro, que me dé un adelanto,-
    – Tú, sabes que ese hombre no hace favores,- dijo Demetrio,
    – ya ande por toda la comunidad, y como sabes todos están igual que yo, -,- suerte amigo,- digo Demetrio, y se alejo por el desvío,

    Entre tanto. Juan el oso que se había quedado dormido, se despertaba y noto que su burro no está en el lugar que dejo, entonces corrió a buscarlo encontrándose con dos leones en pleno banquete, solo quedaban huesos de su burro. Sin pensarlo mucho se acerco a los leones para ordenarle y este obedecieron, termino cargándolo leña a los leones y le puso en marcha de regreso,

    Al otro lado. Luego de haber caminado trescientos metro llego a la puerta de su casa de Teodoro. Y le había explicado su caso, y le suplico con lagrimas en los ojos.
    – tú ya sabes me repuesta,- dijo Teodoro, en tono brusco,
    – Por amor de dios, si quieres, mi quedare como tu sirviente, ni bien sane, mi esposa,- suplico, con lagrimas en los ojos,
    – Ustedes los pobres nunca tiene dinero, con mucho justo te regalaría la mitad de mi fortuna, pero, al siguiente mes estarás más pobre que hoy. Entiendes, que va, – dijo y cerró su puerta Teodoro,
    Ahora bien, una tarde sucedió por las cordilleras de la comunidad Teodoro, veía a Jacinto y su amigo acercarse hacia él, acaricio su quejada y pronuncio: – condenados que historias –
    A poco rato llegó a sus oídos de Jacinto y a su amigo un grito estremecedor
    Ese grito ensordecedor proveniente de las colinas se escucho algo así – ¡ogggggg! ¡Ogggggg! Busco mi salvación, – rugió a gran grito, repetidamente.
    Jacinto que si había adelantado por 3 pasos si detuvo al escuchar y la cara de ambos cambio a color amarillo y el pelo irisado y vieron a poca distancia de ellos una roca grande, y su amigo dijo; – rápido, corramos allá y hay que subir encima de la roca, antes que aparezca el condenado,-
    ,-claro, el condenado no podrá subir, porque no puede ver hacia arriba, por temor a Dios, – dijo Jacinto.
    ,- gracias a Dios que los condenados no puede ver hacia el cielo,- decía su amigo mientras subía a la roca,
    Ni bien pudieron acomodándose en la roca, el condenado estaba allí con un aspecto monstruoso,
    Un fracción de segundo se detuvo y movió la cabeza hacia arriba, con su cara carcomido,
    , -¡Nooo!, -grito Jacinto,
    De un salto estaba arriba, y atrapo a su amigo de Jacinto, Jacinto corrió con toda las fuerzas que le quedaba, logrando escapar.
    La gran parte de tierra, que tenía todo tipo de sembrío, como papa, trigo, quinua y habas, y una parte de alfalfa, para los ganados, pertenecía a Teodoro, para ser exacto la tercera parte de la comunidad era de propiedad de él, para todo este fuera posible tenia peones trabajando, y como siempre acostumbraba dar vueltas supervisando mientras sus peones trabajaban, uno de sus trabajadores se paró a secarse su sudor,
    Teodoro hablo: – al parecer…- el muchacho al oír su voz de su patrón, de inmediato continuo en su labor – que usted no sabe que la hora de descanso es a la hora de almuerzo, les pago mi plata para que trabajen, son unos inútiles, sino quieren trabajar pueden largarse, hay mucha gente que quiere trabajar – así de duras fueron sus palabras de Teodoro,
    Se encamino hacia su casa hablando en un tono amenazador: – carajos, con estés ya no se puede, luego quieren que se le page bien –
    Rápidamente se dirigió hacia uno de sus habitaciones y observo por la ventana, y también vino Eladio, si podía notar toda las comodidades que tenia aquel hacendado no está de más decirlo, un tractor, unos dos carros, y algunos caballos comiendo alfalfa, mayormente utilizaba sus caballos para movilizarse, por el tipo de acceso, que tenía algunos lugares de su hacienda,
    Eladio, pregunto acerca de la niña que se encuentra cerrada en aquel habitación, -¿acaso es la hija de Cenobio?
    – No me intereso en saberlo, lo que sí es que recibiré es una buena cantidad de dinero por ella,- dijo en respuesta Teodoro

    A ocho días después, faltando 7 minutos para las 10:00 am de la mañana. Jacinto consiguió llegar a lado de Demetrio que al principio iba a 32 metros. Al estar a su lado había establecido conversación.
    -no creo – habló Demetrio en respuesta.
    -pero, debe ser de uno de los pueblos vecinos si sigue a ese ritmo acabara por terminarnos a todos- insistió Jacinto.
    -como puede llegar una persona hasta ese extremo- dijo Demetrio y se detuvo.
    -una vez mi padre mi conto, que mengano tal, aprovecho de su autoridad para obrar mal en vida. Según el relato de mi padre, tal hombre abusó sexualmente a todas las mujeres a partir de sus 14 años, tal barbarie estaba permitida en la comunidad.
    -¡Permitido como!- interfiere Demetrio-
    – es más, su propia hija era abusada, como entenderás ninguna mujer si salvaba. También decía que era avaro de muy mal genio, para generar más requisa esclavizo a algunas personas, si alguno comenzaba flojear eran torturado cruelmente como ejemplo, ese hombre fue asesinado en extrañas circunstancias. Personas más cercanas a él hicieron rituales para que este no se vuelva condenado, antes de su entierro en el huyo que cavaron para su ataúd pusieron espinas, y al hombre en su cajón lo acomodaron de forma contraria de lo normal, ósea boca abajo y antes de echar tierra pusieron mas espina enzima del ataúd una vez hecho esto recién echaron tierra y luego de enterrarlo sembraron tabaco, y esperaron dos semanas para cortar antes que esta florezca… – nuevamente fue interrumpido por Demetrio.
    -espera en dos semanas no florece tabaco – dijo Demetrio.
    -es lo que tenían que hacer si no querían que se vuelva condenado. Pero no funciono, ya que cuando fueron a cortar tabaco que sembraron, lo cual ya había florecido y la tumba estaba vacía. Ha poco tiempo el condenado comenzó a comerse a sus paisanos, nadie podía andar desde las tres de la tarde porque a esa hora salía el condenado según que me conto mi padre quedaban pocas personas, hasta su propia familia fue devorado por este monstruo solo quedo su menor hija. – conto Jacinto
    -porque dices quedaban !hubo un salvador que! – dijo Demetrio.
    -si hubo- dijo Jacinto en repuesta.
    – ¿Cómo?- pregunto Demetrio.
    – aquel hombre que se convertido en condenado tenía un hermano que era cura. Este cura salió a buscar ayuda. A poco tiempo regreso con un niño, que luego lo llamaron Oku mary. Cuenta que Oku mary espero cómodamente en su casa del condenado a que llegara. Los familiares que quedaron viviendo en esta casa habían sido devorados por el condenado, solo pudo huir su menor hija. De día era una casa abandonado nadie se atrevía a pasar cerca, pero de noche se escuchaba fuertes rugidos y llamados de aquella casa. Desde las tres de la tarde hasta las nueve de la nuche no se escucho ni un sonido extraño de lo normal, Oku mary veía a la luna avanzar poquito a poco, al parecer pensaría cual maravilloso era la luna y las estrellas. Pero justo en ese momento cayó una pierna y se pudo oír que decía:
    – huelo, carne frescaaaa. Ogggg, oggggg. –
    Luego cayó la otra pierna. En ese momento Oku mary se había parado.
    – Ogggg, uahhhhh, se comenzó a escuchar fuertes gritos.
    Cuenta mi padre que luego de que cayera el último parte de su cuerpo del condenado, oku mary lo reto. El condenado con justo acepto porque tenía toda la seguridad de ganarlo, además solo era un niño su contrincante. Toda la noche se pasaron peleando por más que Oku mary dejaba en pedazos este si podía unirse una y otra vez. Decía que por más que fuera un condenado con fuerzas desproporcionado era insignificante al lado de oku mary. Decía también mi padre, que la casa quedo destrozado a consecuencia de sus ataques de los dos. A esa hora de 2:48 am, de la madrugada paro el condenado y le dijo:
    – Gracias has salvado mi alma y a los campesinos estoy muy agradecido-
    Oku mary trataba de controlar su respiración, estaba agitado por el cansancio
    – Espero cuando seas grande te cases con mi hija, llévate contigo y cuídalo –
    Luego de ese acontecimiento espero unos días para asegurarse que no volvería más el condenado y se fue con la niña el oku mary. – con estas palabras terminaba de contar Jacinto.
    – Haber explícame unas cosas. ¿Cómo supo tu padre de la pelea del condenado y oku mary?, – pregunto Demetrio.
    – Le conto oku mary al hombre que tenia a la hija del condenado y este hombre conto a mi padre. -dijo en respuesta Jacinto.
    – ¿Porque tenía nombre de animal?- pregunto Demetrio.
    – Dice que tenia pelo por casi todo el cuerpo –
    – Y tú, ¿crees que realmente exista tal oku mary?
    – No sé. estoy realmente confundido con todo esto lo que nos está pasando en la comunidad
    ,- Jacinto las cosas cada vez se empeora mas – dijo Demetrio.
    A si es, si está comiendo a nuestro paisano, ese condenado,-dijo Jacinto,
    ,-Como ponerle un alto a todo esto. -Se queda paralizado y muestra una cara sonriente.
    – ¿Qué pasa?- pregunta Jacinto con cierto tipo de extrañes.
    – ¿Dices que tenía pelos oku mary? –pregunta Demetrio
    – Aja. – Afirma Jacinto.
    – Acaso su hijo de Vianney no tiene pelo en el cuerpo, no se trata de la misma persona acaso no recuerdas un tiempo se desapareció y luego cuando ha vuelto a parecerse trago consigo una niña, y había comentarios de una cura en su viaje.- dijo Demetrio con tono agradable.
    – Claro .como no la había pensado en esto antes, yo cree que era otra persona. Hare lo que hizo el cura – dijo Jacinto
    ,-Cual, te has vuelto loco, – dijo Demetrio al ver a su amigo hablar con una sonrisa en la cara,
    – Si, a su hijo de Vianney, vi varias veces mover rocas con mucha facilidad, solo tengo que averiguar dónde se encuentra, en este momento – diciendo todo esto se encamino Jacinto. En su camino se topo con Sabas, pobre hombre estaba arrocado en un rincón, entonces lo sacudió para despertarlo y el hombre al abrir los ojos se espanto, es que a un no salía del trance, asustado se arrastro hacia atrás temblando de miedo, pero al darse cuenta de que todo paso y él, fue un cobarde que hoyo sin hacer algo, las lagrimas se le resbalaron por las mejillas.
    Empuño con fuerza, y sus puños traslado al suelo golpeándolo y a su cabeza ubicándolo al centro de sus brazos y pronuncio llorando.- Hermelinda, Hermelinda,-
    En ese momento se aparecieron un grupo de siete personas acercándose hacia ellos – señor lo lamentamos mucho lo que le pasó, no sabes como mi hubiera gustado estar allí en ese instante, nosotros estamos detrás del paso de este tipo. Pero no podemos llegar a tiempo – dijo uno de los hombres que llevaba por nombre Cenobio,
    ,-A tiempo a qué? o no saben ustedes que este tipo es condenado, -agrego entre lagrimas Sabas,
    -A mi no me interesa quién diablos sea ese maldito se llevo a mi hija,- contesto cenobio, con un poco de enojo – ese “condenado” tiene poder sobre natural ustedes no podrán con él, mi amigo,- dijo interfiriendo Jacinto, tu amigo no te metas,- lo dijo a Jacinto, subiéndolo un poco su tono de voz.
    Se noto que el viento soplaba más fuerte y el pajarito mal güero paso,- pillack, pillack, pillack,- se oyó algo así.
    Mal… dito “condenado” ha vuelto por mí,- dijo aterrado Sabas,
    El pánico se apodero de todos ellos.
    ,-Esto no es nada bueno,- dijo Cenobio.
    Se escucho un grito tremendo;- ahwwww, oggggg, ogggggg, – que los cerros si dieron el lujo de remirarlo,

  5. JHEN dice:

    esta historia esta increible!!!!!!!!!!11

  6. nury rosero dice:

    esta lectura esta super fantastic¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  7. jose dice:

    Hola somos un grupo de profesores de secundaria que estamos trabajando con el cuento.
    Querría saber si podemos usar la imagen de tu web de juan el oso, no se si lo has cogido de otro lado o la has diseñado tu. En este caso si nos das permiso quizás usemos tu imagen. Muchas gracias
    mi correo es lorentejl@gmail.com

  8. jack lenin quiroz v . dice:

    yo me se este cuento porq mi madre me lo conto de niño aunq en una version muy diferente , quisas algun dia me gustaria publicar un libro de ello y otras historias q recibi de mis mayores por tradiccion oral …

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: